Qué miedo tienes tú; al éxito o al fracaso?!

Cuando Pablo hace algo que considera importante y siente que lo hace bien, en seguida se lo niega para decir que no es bueno.  Piensa que lo que hizo no tiene valor, que él no vale. La mayoría de las veces no se mueve, porque no sabe cómo reaccionarán las personas de su entorno. Coincidencia o no, desde pequeño le han dicho que no valía para lo que quería.

Así como Pablo, hay mucha gente que tiene este mismo comportamiento, pero siente que quiere mejorarse y hace mucho esfuerzo para avanzar. Su pensamiento es: “Sé que puedo ser bueno, pero no sé cómo puedo llegar al éxito que otros tienen.” ¿Quieren saber cómo?

 

Hay dos tipos de miedos. El miedo al éxito y al fracaso.

 

     Si doy una charla, a veces hago una prueba con mi público. Les invito a subir al escenario pero al principio nadie se atreve por varias razones:

  • No he dicho qué voy hacer con esa persona.
  • Puede pensar que le voy a pedir algo difícil y no lo sabrá hacer.
  • No quiere ser el orgulloso, el niño que se anima por todo, sin mirar que se puede quedar en ridículo.
  • O simplemente no quiere pasar vergüenza.

Pero cuando las personas vienen a mi escenario, sin más, ¡¡le doy 20 euros!!

Entonces todos se quedan sorprendidos diciendo que también los quieren.

La pregunta clave es ¿por qué no se han animado? ¿Porqué no se han motivado de subir ahí conmigo?

 

Da igual cuantos individuos hayan en el público,  sus razones pueden ser infinitas, por lo tanto, ¡todo empieza en sus cabezas, en sus mentes!

Cuando pregunto: “¿Quién quiere subir a mi escenario?” habrá todo tipo de ideas de porque si y porque no debo hacerlo.

Esa vocecita posiblemente está diciendo: ¿qué va a hacer conmigo? espero que no sea algo que me deje en ridículo. Por lo cual, estaba generando dudas y preocupaciones para no hacerlo.

Pero las personas que querían, pensaron algo completamente diferente. ¡Que emocionante, Wil quiere un voluntario! O, ¡qué raro!, nadie quiere subir voluntariamente, entonces lo haré yo, para que Wil pueda seguir explicando su curso, así que voy a dar un paso para hacerlo.

 

Resumiendo; las personas que no subieron, no tuvieron la oportunidad de ganar 20 euros, aclaro que no se trata de dinero, este experimento demuestra el poder de nuestra mente.

Todo lo que pensamos puede hacer que perdamos oportunidades asombrosas a diario ¿o no?

 

Lo que ocurre es que entrenamos una forma de pensar que no es exitosa. Pensamos cosas que nos limitan, como:

  • Seguramente no puedo hacerlo.
  • Esto es difícil.
  • No me van a pagar.
  • Es imposible de conseguir.
  • No soy inteligente.
  • Soy torpe.
  • Soy viejo.
  • ¡No tengo tiempo!
  • O bueno, lo haré mañana, ¡mañana empiezo!

 

Pero nunca lo va a hacer, y todas esas ideas fantásticas, potenciales y maravillosas se quedan encerradas en usted y nunca va a hacer nada con ellas.

Muchas veces quiere actuar en su empresa o vida, pero en realidad no sabe qué hacer o cómo debe hacerlo. Es muy comprensible si en esos casos pide ayuda y busca a alguien que le pueda aconsejar sobre el tema.

Volviendo al comportamiento que vimos hasta ahora,  se está entrenando continuamente,  la pregunta es ¿en qué?

 

Creo que es muy fácil si miramos el resumen de pensamientos limitados anterior, ¿verdad? Se está entrenando en buscar excusas y cosas que le hacen sentir negativo. 

Me pregunto: ¿Qué cree que es verdad? Si cualquier persona de la calle le dice algo malo sin conocerle ¿lo cree? ¡Claro que no! Pero como lo dice usted, tiene que ser la verdad, ¿no?

 

Bueno, le voy a contar algo simple pero muy cierto. Todo lo que piensa que le hace sentir mal, ¡ES MENTIRA!, ¿porqué no mira un poco más lejos de las palabras? Analicemos los ejemplos de arriba:

  • Seguramente no puedo hacerlo.

 

- Pregunta: ¿cómo lo sabe si no lo ha entrenado?

  • Esto es difícil

 

- Pregunta: ¿comparándolo con qué? O ¿cómo de difícil?

  • No me van a pagar.

 

- Pregunta: ¿Por qué lo está transmitiendo de ante mano? ¿No quiere que le paguen?

  • Eso es imposible de conseguir.

 

- Pregunta: las cosas que se han inventado antes no eran posibles, ¿cómo está tan seguro de que no lo va a conseguir?

  • No soy inteligente.

 

- Pregunta: ¿en qué no lo es? y ¿con quién se ha comparado?

  • Soy torpe.

 

- Pregunta: ¿En qué lo es más o menos y en qué no? 

  • Soy viejo.

 

Pregunta: ¿hay ejemplos de personas de su edad que hacen lo que desean?

  • ¡No tengo tiempo!

 

Pegunta: ¿Cuánto tiempo necesita para su tarea? o ¿que falta para que la organice?

  • O bueno, lo haré mañana, ¡mañana empiezo!

 

Pregunta: ¿a qué hora exactamente?

Como puede notar, si hacemos estas preguntas, los resultados y lo que sentimos con relación a lo que pensamos en la primera parte, cambian radicalmente.

Por lo cual, si quiere cambiar su forma de pensar debería vigilar qué y cuántas veces lo repite. Cuanto más se repite algo, más lo cree.

Otra curiosidad es que sus creencias no son de un día para otro. Es un proceso de crecimiento.

 

Imagine que no ha visto en la tele cuando derribaron las torres gemelas y se lo cuentan. Al principio posiblemente diría que eso es imposible. Pero al escucharlo de varias personas se da cuenta que es verdad, que es posible. Y si todos hablan de ello, se convierte en una realidad, aunque no lo haya visto. Lo mismo con E=mc2 ó que existe el tema cuántico, e incluso las religiones. Nadie lo ha visto pero se lo cree.

 

¿Cómo puede cambiar sus creencias para tener éxito?

El proceso es simple:

  1. Ser consciente de lo que quiera.
  2. Como será si lo logra (imagínese una buena imagen sobre lo que es ser exitoso).
  3. Mire donde está ahora, como hace las cosas y que diferencia hay en relación al punto número 2.
  4. Piense en cuánto tiempo quiere conseguir lo que desea.
  5. Pregúntese que es lo mínimo que puede hacer para empezar a cambiar.
  6. Dese un premio y celebre cada vez que hace algo para el cambio.
  7. Mida su progreso y cuanto ha conseguido después de cada semana.

 

Antony Robbins dice sabiamente:

 

"Su destino depende de las elecciones que tome, por eso, ¡elija ahora, elija bien!"

 

No hay nadie responsable en la situación que está, además de si mismo.

Ha tomado estas decisiones para llegar donde está ahora y es una buena noticia. Si es responsable de todo esto,  puede cambiar lo demás también.

 

Recuerde que cada uno tiene su ritmo y velocidad y que no hay reglas para conseguir algo rápido (algo virtual),  ¿rápido en comparación con quién o con qué?

      En el libro de Michael Gerber, “El mito del emprendedor” se habla sobre qué es el éxito. ¡Y créame no se trata del dinero! El dinero es solo el resultado de sus acciones, pero está relacionado con la misión en su vida. ¿Para qué hace todo lo que está haciendo? ¿Que dirán las personas de usted si ya no está aquí entre nosotros? ¿Cómo hablarán sobre su empresa, sobre su equipo? ¿Qué intenta mejorar en su empresa en este mundo?

¿Qué ha logrado como persona, como director?

¡Ojo!, esta pregunta no es para que se fije nuevamente en lo que hace mal. ¡No! Quiero que vea todas esas cosas que sí ha hecho bien, que sí ha logrado.

 

Vivir una vida maravillosa y excitante no ocurre por accidente. Si quiere vivirla de forma increíble  y lograr lo que desea, tiene que utilizar esta forma positiva de evaluarla. Buscar las cosas que le hacen sentir bien y ver cómo puede mejorar las otras. 

Tener éxito no es ninguna casualidad…Para ser la persona que quiere ser, tiene que pensar en para qué se hacen esas cosas y cómo desea lograrlas. Hay que entrenarse cada día en ello. Necesita literalmente, programarse para serlo. Son cosas que tenemos que trabajar. ¡Hacer que ocurran!

Si lo desea y ha notado que no siempre logra lo que quiere,  o ha notado que necesita ayuda para lograrlo y convertirse en la persona que quiere, escríbame y dígame lo que ansía y así le acompañaré con mis métodos y técnicas en un maravilloso viaje en dirección a su éxito.

 

¡Gracias, por dejar su comentario, así aprendemos entre todos!

 

¡Le deseo un feliz y productivo día!

 

 

 

Wil Visser, formador de empresarios.

Escribir comentario

Comentarios: 0